De 60 legisladores de la Ciudad de Buenos Aires no hubo ningún voto en contra. Pero si abstenciones sin justificación a la resolución 217 que felicita a la Alameda por la década de vida. Los tres bloques que se abstuvieron de votar el beneplácito por el décimo aniversario de la Alameda son el Frente para la Victoria que preside Juan Cabandié, Nuevo Encuentro a cargo de Gabriela Cerruti y el Frente Progresista y Popular en manos de Aníbal Ibarra. En total suman 14 legisladores.
La declaración 217/2012 votada en la sesión del jueves 14 de junio señala que “la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires expresa su beneplácito por el 10º aniversario de la ‘ONG La Alameda’, a conmemorarse el día 8 de junio del corriente, y destaca su tarea realizada en el marco de la lucha contra el narcoproxenetismo, la trata de personas con fines de explotación sexual, el trabajo esclavo en la industria textil y el trabajo infantil”.
El proyecto de declaración presentado por Virginia Gonzalez Gass y al que adhirieron otros siete diputados señala que “la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires expresa su beneplácito por el 10º aniversario de la “ONG La Alameda”, a conmemorarse el día 8 de junio del corriente, y destaca su tarea realizada en el marco de la lucha contra el narcoproxenetismo, la trata de personas con fines de explotación sexual, el trabajo esclavo en la industria textil y el trabajo infantil.
FUNDAMENTOS
Sra. Presidenta:
El 19 y 20 de diciembre de 2001 se produjo en la Argentina una de las movilizaciones populares más importantes de la historia del país: en diferentes ciudades de todo el país, la población inundó espontáneamente las calles exigiendo numerosas reivindicaciones. Las formas de manifestación fueron variadas: “cacerolazos”; marchas en las principales avenidas; cortes de rutas y calles; asambleas auto convocadas por vecinos que buscaban soluciones a los problemas del barrio.
Los protagonistas de esta rebelión popular provenían de diferentes sectores sociales, lo cual se reflejó en la variedad de las consignas que se planteaban en cada asamblea. Así, desocupados, trabajadores terciarizados y precarizados, ahorristas, estudiantes y jubilados encontraron un espacio de lucha común que había sido fuertemente dañado por años de políticas neoliberales que rompieron los lazos de solidaridad social.
A partir de este contexto debe entenderse el surgimiento de la Asamblea Popular de Parque Avellaneda “La Alameda” en la Ciudad de Buenos Aires, una de las tantas surgidas en este período, pero una de las pocas que perduró en el tiempo, manteniendo sus consignas iniciales y ampliando el espectro de sus luchas. La principal problemática del barrio Parque Avellaneda en 2001 era la gran cantidad de trabajadores desocupados. Estos inicialmente trataron cubrir las necesidades de alimentación de los vecinos, creando un comedor popular, abastecido con lo que cada vecino podía aportar, y ubicado en un local abandonado recuperado en la principal esquina del barrio. Dado que muchos de los que concurrían cotidianamente al comedor eran trabajadores bolivianos, sometidos diariamente a condiciones de esclavitud en talleres textiles clandestinos de la zona, La Alameda comenzó a movilizarse para establecer condiciones de trabajo dignas.
La situación relatada por los concurrentes al comedor no era excepcional: en la Argentina se calculan más de 20.000 talleres clandestinos que abastecen a reconocidas marcas de indumentaria. Gracias al trabajo conjunto entre La Alameda y abogados de Derechos Humanos, nació la megacausa judicial, amparada en la Ley Nº 12.713 de Trabajo a Domicilio, en la que quedaron implicadas casi cien marcas por reducción a la servidumbre y tráfico de personas. Además, se creó la Unión de Trabajadores Costureros (UTC), destinada a la recuperación del Sindicato de Obreros de la Industria del Vestido y Afines (SOIVA) mediante el acercamiento de los trabajadores del sector. Incluso, con algunos de los costureros liberados de los talleres clandestinos se creó la Cooperativa Textil “20 de diciembre”. Con ella nació una marca propia, “Mundo Alameda”, y una marca global, “No Chains”, que integran otras tres cooperativas del sudeste asiático libres de mano de obra esclava.
Debido al trágico accidente ocurrido en un taller clandestino en 2006, en el que fallecieron dos costureros y cuatro niños que vivían en el lugar, el Estado Nacional y Municipal dieron respuesta a las demandas que La Alameda venía exigiendo. Así, se impulsó un plan de documentación nacional que regularizó la situación migratoria de miles de trabajadores que ahora pueden acceder al trabajo en blanco. Además, en el 2009, se inauguró el Centro Demostrativo de Indumentaria (CDI), un predio coordinado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) que intenta establecer una forma de producción sostenida con el trabajo cooperativo.
A partir de 2008, La Alameda expandió su lucha hacia esferas distintas, y se denunciaron redes de prostíbulos que esclavizaban mujeres traídas mediante engaño o secuestro. Más adelante, se incorporó a las causas defendidas la lucha por abolición del trabajo infantil. Así, se verificó que había niños de entre 2 y 14 años trabajando en condiciones insalubres en la provincia de Buenos Aires, Pilar y las afueras de Mar del Plata; también en la provincia de Mendoza.
Por todo lo expuesto, solicito al cuerpo la aprobación del presente proyecto de declaración.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

HISTORIA

UTC - ALAMEDA

UTC - ALAMEDA

RED NACIONAL ANTI MAFIA

Copyright © FUNDACIÓN ALAMEDA -Fundación Alameda- Powered by Blogger - Diseñado por Prensa Alameda