Los trabajadores de la marca de ropa SOHO junto a la cooperativa Lacar y los costureros de La Alameda ingresaron a la sede de los juzgados comerciales en Marcelo T Alvear y Callao, más precisamente en el tercer piso, para solicitar una audiencia con la jueza Valeria Pérez Casado, quien lidera el concurso preventivo de SOHO.


La jueza Pérez Casado desde hacia tres meses negaba entrevistarse con el delegado gremial miembro del comité de crisis, Ezequiel Conde, pero por otro lado se reunía con la patronal que desde hace un año por el concurso preventivo quedó en evidencia una y otra vez en cada uno delitos e irregularidades que comete para seguir acumulando millones en perjuicio de los trabajadores y el propio Estado.
Las pruebas aportadas por los trabajadores, también fueron evidenciadas por la propia sindicatura y el coadministrador, demuestran las maniobras fraudulentas con el desvío de fondos para cuevas financieras, la compra de voluntades de los acreedores, la presentación de facturas truchas, y más de doce sociedades falsas dependientes en realidad del dueño de SOHO, Nelson Sánchez Anterino. No solo esto.
El dueño de SOHO sigue avanzando con la evasión fiscal y el traspaso de bienes sustanciales a otra empresa paralela, mientras que la justicia sigue mirando para otro lado y va camino a la homologación, dejando a la empresa liberada de todo control.
Los trabajadores de SOHO en defensa de su puestos de trabajo en el día de ayerpresentaron un nota en el juzgado de Pérez Casado la suspensión de la homologación, hasta tanto por lo menos se resuelva la situación penal de la empresa, ya que en un causa del juzgado Penal Económico y la Fiscalía N° 6 que procesó a la presidenta/testaferro de la empresa, Sofía Gabina Verón, por librar cheques sin fondo. Mientras que el juzgado de Instrucción N° 47 avanza contra la patronal de SOHO por estafa y vaciamiento.
Unos cincuenta trabajadores en la puerta del juzgado luego de dos horas de espera en forma pacifica se les terminó la paciencia y empezaron a aplaudir, a sonar los silbatos y cornetas para que todo el juzgado sepa como se discriminan a los trabajadores, mientras se recibe cordialmente a la patronal mafiosa.
Hubo intervención del titular de la seccional Nº 17, Pereyra, y su subcomisario, para que la jueza Pérez Casado se decida a recibir al delegado gremial y su abogado. Mientras que en el tercer piso del juzgado comercial se rodeó a los trabajadores con unos diez policías uniformados y otros tanto de civil integrantes de la brigada de la seccional del barrio de Recoleta reconocida por liberar la zona para entradoras y narco-prostíbulos.
Ante la convicción de los trabajadores de mantenerse en la puerta del juzgado, la magistrada Pérez Casado tuvo que aceptar recibir a Conde, delegado de SOHO, y el abogado Carlos Beizhun.
“De muy mala manera, como si fuéramos delincuentes, nos dijo que tiene que resolver el pedido de suspensión. Es llamativo esta respuesta porque parece que todas las pruebas presentadas y demostradas, no alcanzan para esta injusta Justicia”, afirmó el delegado y referente de la agrupación gremial de la Alameda, la Unión de Trabajadores Costureros (UTC).
Vale recordar que Sánchez Anterino integra un triunvirato de empresas mafiosas de estrechos vínculos con el gobierno nacional. Sus vínculos alcanza al narco-prostibulo Black (en jurisdicción de la comisaría Nº 17), que maneja Alberto Fernández (no el ex funcionario), el mismo que el secretario de Comercio de Interior Nacional, Guillermo Moreno, llevó a su primer misión a Angola. También Sánchez Anterino está involucrado en la causa por el tráfico de autos de lujo para la concesionaria Machines, a cargo de Fabián Gutiérrez ex secretario de la presidenta echado por una causa de enriquecimiento ilícito. De hecho en marzo del 2011 los trabajadores de SOHO descubrieron y denunciaron un galpón donde había más de una docena de autos de alta gama a nombre de la empresa Gilmer S.A. que explota la marca de ropa SOHO.
Y en el 2007 SOHO fue denunciada por trabajo esclavo en talleres clandestinos, según comprobó la Subsecretaria de Trabajo porteña y la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, pero Sánchez Anterino fue sobreseído por el juez federal Norberto Oyarbide, con la escandalosa resolución que justificaba la esclavitud porque en realidad “es una costumbre ancestral basado en la cultura Ayllu”.
“Para que se sepa nuestras familias dependen de este trabajo y muchos años son los que tenemos en esta empresa. No vamos a quedarnos de brazos cruzados viendo como la mafia empresarial viola todas las leyes y destruye la vida de los trabajadores, con la justicia como cómplice”, finalizó Ezequiel Conde.
Por ello los trabajadores de SOHO, Lacar y La Alameda estaremos en estado de alerta frente a las medidas judiciales y no descartamos ninguna medida a tomar si se nos atropellan nuestro derecho a trabajar y se libera de culpa a la patronal esclavista liderada por Nelson Sánchez Anterino.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

HISTORIA

UTC - ALAMEDA

UTC - ALAMEDA

RED NACIONAL ANTI MAFIA

Copyright © FUNDACIÓN ALAMEDA -Fundación Alameda- Powered by Blogger - Diseñado por Prensa Alameda