-title

La Ciudad de Buenos Aires gobernada hace seis años por Maurio Macri, y con la presencia de cinco fuerzas de seguridad (PFA, Metropolitana, Prefectura, Gendarmería y PSA), se encuentra copada por los narcos. La tapa de Diario Popular reproduce la denuncia penal presentada la semana pasada en la fiscalía N° 6 de Federico Delgado. 
Bandas narcos dejan 100 muertos por año en Capital
Por el caso ocurrido en el Bajo Flores se busca a los dos sicarios que mataron a balazos a otros cinco el viernes pasado, en lo que se cree fue una venganza por el control territorial de la venta de estupefacientes
Cinco muertos, acribillados a balazos en una feroz emboscada dentro de un bar en la villa 1-11-14 del Bajo Flores, y dos chicos muertos por incineración cuando una bomba molotov explotó en el conventillo de La Boca donde vivían, es el saldo de los últimos dos ataques presuntamente perpetrados por clanes que manejan el narcotráfico en la Capital Federal, modalidad que concreta un promedio de 100 asesinatos anuales.
En tono al sangriento caso de la villa en el Bajo Flores se busca a los dos sicarios que mataron a balazos a otros cinco el viernes pasado, en lo que se cree fue una venganza por el control territorial de la venta de estupefacientes.
El quíntuple crimen se produjo alrededor de las 22.30 del jueves en un bar que funciona en la casa 419 del asentamiento situado en Perito Moreno y Varela, a pocos metros del predio de San Lorenzo de Almagro. A ese lugar arribaron dos hombres, uno de los cuales se quedó en la puerta y el otro llegó al mostrador, para enseguida desenfundar armas de calibre 9 milímetros y abrir fuego contra los cinco parroquianos que se encontraban en el lugar.
Los hombres asesinados fueron identificados como Hugo Herrera, de 43 años, y José Daniel López, de 21, ambos de nacionalidad argentina, y los paraguayos Amado Benítez Fernández, de 47; Miño Altagracia Ferreira, de 50, y Rodolfo Martínez Jaram de 52). Mientras, el domingo se registró el dramático incendio en un conventillo de La Boca, que terminó con 11 heridos de distinta gravedad y la muerte de dos chicos, de 11 y 13 años, que quedaron atrapados entre las llamas.
Aquí, la principal hipótesis de los investigadores menciona a sicarios que arrojaron una bomba molotov en el predio, causando el foco ígneo, en el marco de una “vendetta” narco. Acerca de la problemática, la organización La Alameda presentó ante la justicia días pasados una denuncia marcando los 100 puntos narcos de la ciudad y trazando una radiografía del oscuro negocio. En el informe, se cita la cifra de 500 asesinatos en 5 años por las peleas narcos. “Esto lo declaró un cura en el juicio por la masacre de 2005 en una procesión religiosa. El cura es Adolfo Benassique fue trasladado del Bajo Flores”, indica el trabajo.
En el informe, además, se señala que “quien controla la villa del Bajo Flores es Marco Antonio Estrada González, alias Marcos, que irá a juicio oral acusado de asociación ilícita y tráfico de drogas”. En el trabajo de la organización que lucha contra las mafias se explica que “los métodos de venta de los narcos se realizan en diversas formas”, y precisa que, por ejemplo, “en las plazas los transas se rodean de jóvenes; con sus propias amistades sostienen su adicción y es el medio económico de su vida diaria, ya que en la mayoría de los casos no trabajan, ni estudian. Esto se reproduce en cientos de casos en los sectores de clase media”.
También menciona la actividad de “los transas disfrazados en el negocio de laprostitución callejera que venden cocaína y hasta en la puerta de la casa de los vecinos”. Como asimismo a “los barras en cada partido, primero fuera de los estadios con los trapitos (hubo una muerte en Caballito entre propios trapitos por disputa narco), en las plazas donde hacen las previas y dentro de los estadios”.
Aquella “Masacre del Señor de los Milagros”
Uno de los episodios con muertos por asuntos de narcos ocurrió el 29 de octubre de 2005, también en la villa 1-11-14, escenario de un hecho de extrema violencia en el que fueron asesinadas cinco personas, entre ellas un bebé de siete meses, y otras cinco resultaron gravemente heridas en lo que se conoció como “la Masacre del Señor de los Milagros”. Por uno de los crímenes y por las lesiones de uno de los heridos, fue condenado a 18 años de prisión Alionzo Rutilio Ramos Mariños, un ciudadano peruano sindicado como uno de los líderes del narcotráfico en la Capital Federal.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

HISTORIA

UTC - ALAMEDA

UTC - ALAMEDA

RED NACIONAL ANTI MAFIA

Copyright © FUNDACIÓN ALAMEDA -Fundación Alameda- Powered by Blogger - Diseñado por Prensa Alameda