Este martes por la tarde se dio a conocer la primera condena por trata sexual y decomiso de los bienes a la mafia en Mar del Plata.

   FOTO: Líder de la banda y dueño de Dulcinea, Jorge Sánchez

En la causa iniciada por la red de trata de mujeres de República Dominicana, para el prostíbulo Dulcinea, el Tribunal Oral Penal Federal Nº 1, condenó al dueño del prostíbulo Jorge Daniel Sánchez a 7 años de prisión, y su mujer la dominicana Orfelina Valdez Montero a 5 años de prisión, por el delito de “trata de personas doblemente agravado por haberse cometido entre tres o más personas en forma organizada y por la pluralidad de las víctimas, en concurso con el delito de explotación económica en el ejercicio de la prostitución”.

   FOTO: el hijo del líder, Fernando Manuel Sánchez

Por el mismo delito fueron condenados su hijo Fernando Manuel Sánchez. Mientras que un policía, identificado como Claudio Marcelo Campos, fue condenado a cuatro años y seis meses de prisión e inhabilitado por el doble de tiempo en su función pública por haber sido “cómplice necesario en el delito trata de personas doblemente agravado por haberse cometido entre tres o más personas en forma organizada y por la pluralidad de las víctimas, en concurso con el delito de explotación económica en el ejercicio de la prostitución” y por “incumplimiento a los deberes de funcionario público”.

En tanto Ángel Hernández Cabral, a cargo de la seguridad del local; y Carmela Concepción Colas, quien también trabajaba en el local; fueron condenados a tres años de prisión en suspenso por haber sido partícipes secundarios del delito de “trata de personas doblemente agravado por haberse cometido entre tres o más personas en forma organizada y por la pluralidad de las víctimas, en concurso con el delito de explotación económica en el ejercicio de la prostitución”.


Por su parte Reinaldo Eugenio Iacovone fue condenado a un año de prisión en suspenso por haber sido “cómplice necesario en la petición fraudulenta del proceso migratorio”.

El abogado Roberto Montecchia, acusado del mismo delito que Iacovone, no fue juzgado por problemas de salud; mientras que Rosa Angelina Ademas Cruceta fue absuelta al considerar el tribunal que fue objeto del delito de trata de personas.

Asimismo se dispuso el decomiso del prostíbulo ubicado en calle San Salvador 7274, en el barrio “Mundialista”, a unos cinco kilómetros al sudoeste del centro de la ciudad balnearia y que era propiedad de Valdez Montero, además de una camioneta 4x4 marca Mitsubishi de Jorge Sánchez, además el monto de 89.816 pesos y 1.520 dólares.

La causa comenzó en marzo de 2010 cuando una víctima logró fugarse del prostíbulo situado en calle San Salvador 7274, y denunció engaño, servidumbre y amenazas. Su primer declaración fue tomada como prueba. 

Tiempo después, la declaración de otra víctima de identidad reservada acompañada a la justicia federal por la Fundación Alameda logró impulsar la causa y una serie de allanamientos derivaron en los procesamientos de las nueve personas involucradas.


El juicio demostró la pésima asistencia a la víctima. Ninguna de ellas contó con acompañamiento psicológico, tampoco laboral y ni siquiera jurídico. De hecho las víctimas siguen con sus hijos viviendo en República Dominicana lo que ejerce la presión sobre las víctimas, al punto que el captor de las mujeres en dominicana nunca fue detenido.

El Tribunal Oral Penal Federal 1 que dictó las condenas y aceptó el decomiso propuesto por el fiscal Juan Manuel Pettigani está integrado por los jueces Roberto Atilio Falcone, Néstor Rubén Parra y Eduardo Pablo Jiménez.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

HISTORIA

UTC - ALAMEDA

UTC - ALAMEDA

RED NACIONAL ANTI MAFIA

Copyright © FUNDACIÓN ALAMEDA -Fundación Alameda- Powered by Blogger - Diseñado por Prensa Alameda