Más de 570 profesionales y empleados podrían perder su trabajo. El gobierno de Mauricio Macri organizó una auditoría sobre presentismo, tildada de irregular por el personal. El lunes fue el paro y acto en la Legislatura porteña.

   FOTO: los legisladores Ramal, Vera y Bodart con los médicos

http://www.infonews.com/2014/05/17/politica-144448-denuncian-amenazas-de-cesantias-masivas-en-el-hospital-moyano.php

Por Martín Ferreyra

Más de 500 trabajadores del porteño Hospital Braulio Moyano quedaron técnicamente al borde del despido como consecuencia de una auditoría del Ministerio de Modernización del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que les imputa al menos 15 días de ausentismo (tiempo que habilita legalmente la cesantía) tras una auditoría viciada de irregularidad, denunció ayer a Tiempo Argentino Daniel Zamtlejfer, asesor legal de la Asamblea de Profesionales autoconvocados del nosocomio.
El letrado informó que el lunes presentará a la justicia un recurso legal para impugnar el procedimiento de la dependencia a cargo del ministro Andrés Ibarra.
La auditoría, denunciaron el abogado y otras dos fuentes de la Asamblea de Profesionales, se amparó en el régimen de control que rige en la Ciudad aprobado con la Resolución 495 de 2012, pero se realizó en medio de "múltiples irregularidades". Como resultado, Modernización impuso descuentos salariales de entre 15 y 20 días (y en algunos casos más) a 570 de 900 trabajadores del Moyano, lo que representa nada menos que el 63% del personal. Pero los empleados remarcaron la irregularidad del procedimiento, que se manifestó en las distintas instancias de la inspección (por ejemplo, "no se notificó a los jefes de Departamento") y que además, se ejecutó por medio de la "irrupción discontinua de personajes desconocidos que levantaban estados de presentismo y ausentismo en forma arbitraria modificando las formas habituales de registro", según precisó el representante legal de los profesionales.
   FOTO: Conferencia dentro de la Legislatura
Pero fundamentalmente, el personal apuntó que la auditoría arrojó una importante cantidad de "faltas injustificadas" sobre cuya irregularidad "hay muchas evidencias" que serán llevadas a la justicia. Entre otras pruebas, "hay personas a las que se atribuyen ausencias en días en los que no faltaron, otras que estaban de licencia y personal al que se le quiere descontar días de franco", particularizó Zamtlejfer, quien ve en la embestida del gobierno porteño "una represalia contra un hospital que resistió esta forma de control, además de la reducción de las guardias (Resolución 1657/13)", entre otras medidas. Pero, para el letrado, la intención trasciende políticamente al Moyano: "El propósito es ejemplificar para desatar un proceso de achique del sistema hospitalario, especialmente del sector de salud mental. Este ataque sin precedentes es un ensayo", consideró.
En los hechos, la auditoría del Ministerio de Modernización es la intervención de la dirección del hospital por el Ministerio de Salud de la Ciudad, que encabeza Graciela Reybaud. El mismo caso ocurrió en el Hospital Borda, intervenido un año y medio atrás por el subsecretario de Salud porteño, Néstor Pérez Baliño. La avanzada que denuncian los trabajadores tuvo su puntapié inicial en octubre de 2013 con la Resolución 1657 del Ministerio de Salud, para la reducción de las guardias de los hospitales. Después de eso, el 19 de diciembre pasado, separaron de su cargo al director del Moyano, Alberto Monchablon Espinosa, quien había denunciado la inaplicabilidad de las nuevas normativas. En enero último una auditoría de Modernización modificó la planilla de firmas y desplegó una rutina exhaustiva de inspecciones de presentismo. A partir de esa modificación, ese mes se produjo el precedente de 69 bloqueos de haberes. Pero en una medida inédita en la administración pública, la subsecretaria de Gestión de Recursos Humanos porteña, Lilian Alonso, notificó ayer las supuestas faltas a los 560 trabajadores del hospital junto con la amenaza de que sufrirán recortes salariales de entre 15 y 20 días. Al margen de la incertidumbre que suele generar ese tipo de procedimientos patronales, Zamtlejfer precisó que, según la reglamentación vigente, 15 días de ausencia injustificada "implican la situación de cesantía", con lo que el grueso de los objetados se niega a firmar las planillas de asistencia.
El estado de alarma entre el personal quedó claro en diálogo con una profesional que integra la Asamblea. "El estado actual de las cosas significa la cesantía", lanzó la consultada pocos minutos después de que la funcionaria Alonso repartió las notificaciones a los 560 trabajadores del hospital en la mira. Las planillas (ver foto) exhortan a los empleados a justificar las presuntas ausencias en diez días hábiles, tras lo cual, se sospecha que las autoridades podrían proceder con los despidos.
"Esto es una medida disciplinadora, un paso previo a la cesantía", advirtió ayer a Tiempo Argentino otra profesional desde el neuropsiquiátrico, basándose en el polémico criterio de la inspección macrista: "Si figura que la gente no trabajó cuando está probado que sí, ¿cómo justificás una asistencia? No hay forma." La mujer, que optó por una estricta reserva en el marco de las circunstancias, coincidió con el asesor letrado de la Asamblea cuando denunció que "el objetivo es grave porque tiene que ver con la política de achique de Macri. Lo mismo pasó en el Hospital Álvarez, donde ya echaron compañeros. Acá (en el Moyano) hay gente que está sumariada por defender al personal. La situación es crítica", ilustró.
El conflicto sobreviene a un escenario previo de problemas en la representación gremial. "Nosotros formamos esta Asamblea porque no nos sentimos representados", explicó una profesional que atendió la llamada de este medio. Según dijo, la Asociación de Médicos Municipales porteña pidió que ningún trabajador responda el pedido de notificación de la administración de Macri pero, a contramano, ATE y UPCN "mandaron a la gente a notificarse y a que vayan a justificar sus días, legitimando la iniciativa del gobierno".
Ayer se realizó una asamblea de profesionales y personal de planta que resolvió un paro activo para el lunes con movilización a la Legislatura, donde se realizará una conferencia de prensa. «

Cuestionada
La Asamblea del Moyano apunta a la 945/12, que establece sanciones al personal por diez faltas.

El hospital Borda, el antecedente inmediato
El antecedente inmediato a la situación declarada en el Hospital Borda es lo sucedido un año atrás en el Borda, un hospital ubicado al lado del anterior y que cumple similares funciones vinculadas a la salud mental.
El pasado 26 de abril se cumplió un año de la represión de la Policía Metropolitana a legisladores, periodistas, trabajadores, pacientes y familiares del Borda, que dejó alrededor de 80 heridos. Paradójicamente, sólo quedó un efectivo de seguridad imputado, y en cambio son seis los trabajadores procesados.

Esa madrugada, más de 250 agentes de la Metropolitana ingresaron a los patios del Borda, por la puerta trasera, acompañando a la empresa que iba a demoler el Taller Protegido Nº 19 (donde 20 internos acudían a realizar distintos talleres), a pesar que una cautelar vigente lo impedía. Nunca avisaron del operativo al director del Borda. Se constataron disparos de balas de goma, gas pimienta y detenciones a unas 30 personas, entre trabajadores, pacientes y periodistas. El objetivo era comenzar con la destrucción del Borda para instalar allí un Centro Cívico.


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

HISTORIA

UTC - ALAMEDA

UTC - ALAMEDA

RED NACIONAL ANTI MAFIA

Copyright © FUNDACIÓN ALAMEDA -Fundación Alameda- Powered by Blogger - Diseñado por Prensa Alameda