Sonia Angles de 23 años por los disparos de los narcos ya identificados perdió al bebé que llevaba en la panza hacia siete meses. Ya cuenta con el abogado de la Alameda ella y los testigos que presenciaron el ataque narco. Ayer por la tarde el propio legislador porteño y titular de la Alameda, Gustavo Vera, se hizo presenta en la misa del padre Franco. Luego se realizó una asamblea condenando a los narcos y explicando que se seguirá denunciando a quienes venden terrenos o bandas que quieran desplazar a las familias humildes, puntualmente atacan a las mujeres solas con sus hijos. A los minutos de la salida de Vera y sus compañeros se produjo un nuevo ataque a los tiros de los narcos contra los vecinos que fueron a misa. Las fuerzas de seguridad se resistían a intervenir en favor de los vecinos atacados y aprender a los mafiosos.
 
 
 
Más información: 15 6158 4835 / 4338-3050
 
 
Por Gustavo Carabajal  | LA NACION

El predio tomado desde febrero por cientos de familias en Pola y Fernández de la Cruz, al lado de la villa 20, se convirtió en un escenario de violencia desatada. El autodenominado barrio Papa Francisco está jaqueado por una banda de narcos que procura tomar el control del asentamiento para convertirlo en territorio de venta de droga.
El domingo, una embarazada de 23 años fue baleada por un grupo de delincuentes que entraron a robar en la casa de una vecina que había denunciado a una banda de narcotraficantes. Anoche, cuando los vecinos terminaron una reunión en la que condenaron esa agresión, un grupo armado lanzó otro ataque, que terminó con un joven herido en un brazo. Según informaron a LA NACION fuentes de la ONG La Alameda, ocurrió en el sector 3.
Hace un mes, en venganza porque ocupantes del predio habían denunciado ante la Justicia a una banda de delincuentes que vendían drogas, violaban mujeres y cometían secuestros extorsivos, un grupo de veinte personas apedreó y rompió más de veinte casas de la manzana 30 y trataron de meterse dentro de ellas. También amenazaron con incendiarlas y con matar a sus moradores. Los agresores culparon a esos vecinos por los operativos de la Gendarmería que derivaron en las detenciones de tres sospechosos con armas, drogas y dinero en la lindera villa 20.
Hasta anoche, la embarazada atacada el domingo, identificada como Sonia Angles, seguía internada en grave estado en el hospital Piñero. Según denunciaron los vecinos de la víctima y La Alameda, como consecuencia del disparo la mujer perdió el bebe, de siete meses de gestación.
"Cerca de las 7.30, un grupo de no menos de cinco sospechosos ingresó por la fuerza en diversas casillas del asentamiento y, mediante el uso de armas de fuego y ejerciendo violencia en las personas, logró apoderarse de varios objetos de los vecinos. En la primera etapa del raid delictivo atacaron a la familia Angles, donde precisamente se encontraba Sonia, en estado avanzado de embarazo, junto a su otro hijo, menor de edad. Los malvivientes la amedrentaron con las armas de fuego, al tiempo que le proferían distintas amenazas. Luego de apoderarse de los pocos elementos de valor que había en la casilla cubrieron su huida a los tiros. Uno de los disparos hirió de gravedad a Sonia", expresó el legislador porteño Gustavo Vera, máximo referente de La Alameda.
Según afirmó Vera en la denuncia presentada ante el Juzgado de Instrucción N° 25, el ataque ocurrió en un contexto donde una banda narco integrada por un grupo de paraguayos intenta desplazar a los vecinos.
Anoche, luego de una misa celebrada en medio del asentamiento, LA NACION conversó con una vecina que presenció el ataque en el que fue baleada Sonia.
"Ella estaba en su casilla en el sector 5 cuando escuchó que le estaban robado a una vecina; salió en el momento en que los asaltantes huían y le dispararon. Perdió mucha sangre. A pocos metros del lugar donde fue herida había un móvil de la Policía Federal, pero los agentes se negaron a trasladarla al hospital. Tuvimos que parar un taxi y llevarla nosotros", expresó la testigo, que pidió la reserva de su identidad.
A un boliviano que había denunciado a los narcos le pegaron tres balazos en las piernas, durante un ataque ocurrido hace un mes. En esa oportunidad, los testigos identificaron a tres sospechosos, que serían paraguayos, como los responsables del ataque. A pesar de que los testigos señalaron a los atacantes, hasta el momento ni la Justicia ni la policía apresaron ni citaron a los sospechosos.
Ante la falta de respuestas por parte de las autoridades, el legislador Vera denunció a los responsables del área de seguridad de los gobiernos nacional y porteño por no tomar medidas para proteger a los vecinos del asentamiento que denunciaron a los narcos.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

HISTORIA

UTC - ALAMEDA

UTC - ALAMEDA

RED NACIONAL ANTI MAFIA

Copyright © FUNDACIÓN ALAMEDA -Fundación Alameda- Powered by Blogger - Diseñado por Prensa Alameda