El Papa jesuita le respondió a una concejal, catequista, psicóloga y vecina del pueblo Malvinas Argentinas, provincia de Córdoba, que le escribió una carta respecto de la lucha de su comunidad para frenar la mayor factoría de Monsanto, una multinacional productora de trasngenicos.      

FOTO: Vanesa Sartori

10 de enero de 2016
Querido Papa Francisco:
                                            
Qué alegría tener la posibilidad de escribirle otra vez, el solo pensar que usted leerá estas líneas es motivo de gran alegría para mí.
                                         
En otras oportunidades le he escrito,  Soy Vanesa, tengo 29 años, vecina de Malvinas Argentinas Córdoba, miembro de la asamblea Malvinas lucha por la vida que desde 2012 resistimos a la instalación de Monsanto, Mama de Alma de 4 años, psicóloga, reciente concejal y también catequista.
                                      
El motivo principal, pero no el único, por el que le escribo es para comentarle y compartirle el estado de preocupación que tenemos como vecinos ante el nuevo intento de Monsanto para instalarse en nuestra ciudad donde pretende instalar la planta procesadora de maíz transgénico más grande del mundo a 900metros de nuestras casas y escuelas. En 2012 comenzó la organización y la resistencia  marchas, amparos presentados en la justicia, y hasta un acampe  permanente en las puertas del predio, impidiendo la construcción de la planta. Ya en 2014 la justicia ordenó la paralización de la obra  porque violaba la ley nacional de ambiente,  por  construir sin tener aprobado el estudio de impacto ambiental  y sin consultarnos a los vecinos que opinábamos. En febrero de ese mismo año el estudio de impacto ambiental fue rechazado.  Creo que no es necesario recordar quién es Monsanto, solo basta con decir que es una de las empresas que más ha destruido y contaminado el planeta, ha enfermado a cientos de personas, matado a otros miles y caracterizarse por corromper gobiernos y ocultar información de los efectos reales de sus productos.
                                  
Sin embargo el acampe continua hasta el día de hoy, hace ya dos años y medios que existe una guardia permanente para evitar que la empresa intente, violar la ley otra vez.  El pasado 30 de diciembre llego una notificación de un fiscal ordenando “que se libere el  paso y garantice la libre circulación de personas y cosas, caso contrario se haría uso de la fuerza pública”. El peligro de desalojo y represión era inminente, y justo en épocas de fiestas de fin de año. Hace 3 días una fiscal de feria  ordenó que la orden, por el momento, quede sin efecto, hasta febrero, que se regrese de la feria judicial.


FOTO: Gustavo Vera en el 2014 en la casa del Papa sostiene la remera de los vecinos de Malvinas Argentinas.
                           
Pero no sabemos qué puede pasar en febrero, sabemos que Monsanto quiere volver a presentar otro estudio de impacto ambiental para seguir reintentando. Por otro lado en la secretaria de ambiente de Córdoba se están volviendo a acomodar las fichas para preparar su aprobación. Cuando se lo aprobó de manera ilegal, y nosotros denunciamos, los responsables fueron removidos de sus cargos. Ahora volvieron a trabajar y todos en cargos jerárquicos muy importantes. Estamos convencidos que se está preparando el terreno social, político y económico para la segunda vuelta.
                        
En ese marco el panorama actual de la Argentina tampoco es alentador, ya que desde que asumió el presidente  Macri han existido varios atropellos a los derechos sociales, civiles, laborales y constitucionales. Acompañados de varias represiones como a los empleados de Cresta Roja y los empleados municipales despedidos en La Plata. La misma vicepresidenta ha anunciado que se va a reprimir cualquier tipo de protesta social. Y en  la pcia. De Bs. As. Un ex gerente de Monsanto es el actual ministro de agricultura.
                    
Por otro lado, quería comentarle que quede muy conmovida con sus palabras y mensajes en su encíclica “Laudato sí”, gracias por su claridad y contundencia. Realmente cada frase lleva en misma un profundo sentido .Como seres humanos nos cuesta mucha valorar, cuidad y respetar a la creación, actuamos como si fuéramos sus dueños. El egoísmo, el capitalismo, el consumismo son, lamentablemente, moneda corriente, y los que pensamos en la justicia social, en el bien común y en la preservación de la vida ,muchas veces incomprendidos. Por supuesto son grandes desafíos para “misericordiar”. Muchas gracias por su claridad, realmente su mensaje es un apoyo y aliento muy importante para todos los que tratamos de mirar la vida con un poquito más de integralidad y respeto  por la creación.
                 
Como le mencione anteriormente, soy desde hace un mes concejal electa en mi ciudad. Como Asamblea decidimos que debíamos presentarnos y tratar de avanzar en nuestro compromiso con la comunidad. Con Monsanto empezamos a actuar, pero luego vimos que esa era solo la punta de iceberg, que había muchas otras problemáticas en nuestra ciudad que era necesario poder intentar hacer algo más, y así fue que nos presentamos a las elecciones. De las 7 listas existentes nosotros salimos segundos por una escasa diferencia de 400 votos en un padrón de casi 12.000  personas. El proceso electoral estuvo teñido de mucha corrupción, clientelismo y dadivas por parte del oficialismo.  Hoy somos 3 concejales en función, de un total de 7 y 1 tribunal de cuentas. Durante la campaña electoral nuestra contamos con la gran ayuda de la organización Avaaz, a través de Oscar Soria,  también nos ayudo muchísimo la Sra. Alicia Peresutti y por supuesto nuestros amigos de La Alameda. Motivo por el cual, usted estuvo presente, sin saberlo, en todo momento. Estamos convencidos que fue voluntad de Dios como se han dado las cosas, cada día nos encomendamos a él, para que nos de la gracia y la capacidad de cumplir nuestro servicio y ser herramientas de él.
                
Fue muy emocionante y una gran alegría el día que me llego por medio de una red social un fragmento de una conferencia suya donde hablaba del rol de los cristianos en la política y mencionaba que “involucrarse en la política es una obligación para el cristiano, y que la política es una de las formas más altas de caridad, buscando el bien común”. Ese mensaje llego a mí unos días antes de asumir mi cargo, y no estaba pasando un buen momento anímico. Sé que las casualidades no existen. Doy gracias a Dios por tan hermoso regalo.
            
Por último quiero compartirle que aquí en Malvinas Argentinas estamos desde marzo de 2015 acompañados por un nuevo sacerdote, un verdadero pastor que ha reavivado el fuego de muchos corazones. El padre MARIO OTONNELLO, sacerdote diocesano. El ha trabajado  varios años en África y luego en el norte de Argentina en la zona de la prelatura de Humahuaca,  Minas Pirquitas, Atacama, Suques, Santa Victoria Oeste….lugares donde trabajo acompañando fuertemente a los pueblos originarios en su  conflicto con las minas de litio. Es una persona muy comprometida  con el evangelio, la austeridad, el servicio, y el trabajo por los pobres y marginados.
          
El se ha encargado de transmitirnos y contagiar el mensaje de sus encíclicas “Evagelium Gaudium” y “Laudato sí”, y está creando en nosotros conciencia del mensaje de la Doctrina Social de la Iglesia…otro de sus libros de cabecera. Estamos recibiendo en estos momentos una formación muy importante en esta temática, muchas veces olvidada o ignorada en otras épocas  por la Iglesia misma.
                       
Yo desde hace 15 años estoy involucrada en diferentes actividades en la capilla de nuestro barrio, pero en los últimos dos años había dejado un poco de lado mi rol de catequista. Desde la llegada del padre Mario con mi esposo hemos retomado con más compromiso a la capilla colaborando en la catequesis, coordinando grupos de nuevos catequistas e intentando conformar un equipo de pastoral social en la zona.
                      
Muchas gracias por su atención, le pedimos que ponga en sus oraciones nuestra ciudad, a nuestros gobernantes, a cada uno de nosotros y en especial el desenvolvimiento del conflicto con Monsanto. Nosotros ya estamos rezando por usted y cada una de sus intenciones. Soy una convencida que el bien común y la vida están por encima de cualquier interés mezquino o egoísta. Que así sea para mayor gloria de Dios.

                                                  Un abrazo fraterno en Cristo y María


Vanesa Sartori
DNI 32280810
TEL: 0351-153373172
MAIL: licsartori@gmail.com
                      

Principio del formulario


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

HISTORIA

UTC - ALAMEDA

UTC - ALAMEDA

RED NACIONAL ANTI MAFIA

Copyright © FUNDACIÓN ALAMEDA -Fundación Alameda- Powered by Blogger - Diseñado por Prensa Alameda