El titular de La Alameda, Gustavo Vera, participó este jueves y viernes de un coloquio en el Vaticano, denominado "Ética en Acción para el Desarrollo Sostenible e Integral de la Paz" junto a líderes religiosos de todo el mundo.


   PARTICIPANTES DEL COLOQUIO POR LA PAZ

El evento, que contó con el respaldo del Papa Francisco, se realizó en la Academia Pontificia de Ciencias que dirige monseñor Marcelo Sánchez Sorondo.Además del también legislador porteño de Bien Común , estuvo el senador de Proyecto Sur, Fernando "Pino" Solanas como representantes de la Argentina.


   GUSTAVO VERA Y "PINO" SOLANAS

Asimismo participaron del mismo líderes de distintas comunidades religiosas, entre ellos la reverenda de Japón Kosho Niwano, el ayatollah Mostafá Mohaghegh Damad, el cardenal ghanés Peter Turkson, Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede.

También  estuvieron el ex primer Ministro de Italia Romano Prodi; el profesor y asesor de Naciones Unidas Jeffrey Sachs; y el Gran Rabino David Rosen, actual Director Internacional de Asuntos Interreligiosos del Comité Judío Americano, entre otros.

Durante la exposición del viernes, en la que se habló del desarme nuclear y del contexto geopolítico, Vera advirtió que "el problema de la guerra y el uso de armas nucleares está muy cerca porque hay una razón económica y es porque un sector del establishment considera a la guerra como un instrumento de reactivación económica". 

"Donald Trump, más allá que es un psicópata, representa a un complejo militar - industrial mundial que se retroalimenta de las guerras y que le permite después la apropiación de los recursos, llevar a cabo el lavado de dinero y una reactivación en el sistema financiero", señaló.


Además, Vera agregó: "Ya estamos en guerra porque el señor Trump desconoce los acuerdos de la cumbre de París y puso a un alto gerente  de ExxonMobil a cargo de su Gabinete. Es una guerra contra el planeta Tierra, es una guerra que quiere profundizar el problema del calentamiento global y el efecto invernadero que tendrá terribles consecuencias dentro de 20 o 30 años".

Asimismo, sostuvo que "este complejo militar - industrial quiere dar la guerra en términos bélicos pero también contra la naturaleza, porque usan la energía basada en hidrocarburos y también inventando cuentos para convencer a la sociedad mundial de que es necesario".

"En la época de la globalización las guerras son muy diferentes a lo que fue la Segunda Guerra Mundial, porque las sociedades están comunicadas mundialmente. Por eso estas grandes potencias buscan la guerra y la tratan de enmascarar detrás del argumento que son guerras religiosas. Siempre buscan argumentos para engañar a las sociedades. Fuimos engañados con las armas nucleares para que destruyeran Irak. Este imperialismo de revista se maneja también con el crimen organizado", precisó.

En ese sentido, destacó el trabajo del Papa Francisco, ya que esas potencias "no pueden seguir con las guerras" porque el Sumo Pontífice lo está impidiendo.

"No pudieron con los bombardeos en Siria, no pudieron  continuar la guerra civil en la República Centroafricana, no pudieron profundizar el conflicto en Colombia, no pudieron en Venezuela, donde estaban al borde de una guerra civil. Francisco no es solo Laudato Sí, es ejemplaridad en el ejercicio del poder. Es una de las cinco personas más influyentes del mundo y vive en condiciones humildes", indicó.

Vera sostuvo que "esa coherencia que tiene el Papa es la que le da popularidad y le da autoridad para trabajar con el núcleo del consenso mundial por la paz, que lucha contra quienes quieren la guerra".

"Así fue generando la cultura del encuentro. Y está impidiendo la guerra junto a los protestantes, a los musulmanes y a todos los líderes religiosos que hoy están acá", añadió.


    VERA JUNTO A REFERENTES DE DISTINTAS RELIGIONES


Para evitar que ganen los que desean una guerra, Vera remarcó que se deben "armar redes de defensa en forma rápida, que cuiden el planeta, que terminen con los cuentos que buscan fabricar, porque sin consensos no pueden atacar".

"Son 90 por ciento propaganda y 10 por ciento físico. Pero si las las religiones se unen rompen el cerco de las cadenas informativas financiadas por los bancos que lavan dinero del tráfico de armas  y así estaremos impidiendo el desarrollo de una guerra", sostuvo el legislador de Bien Común.

Además, recordó que antes de ser Papa, Jorge Bergoglio "decía que las ideas que perduran en el tiempo son las que van del corazón a la cabeza y eso es cuando se empieza a caminar en común". 

"Eso nos permite redescubrir los valores. Caminando lucharemos por cuidar el medioambiente, evitando los pesticidas, los herbicidas, el monocultivo", señaló Vera.


    DOS JORNADAS INTENSAS POR LA PAZ MUNDIAL

Vera y "Pino" Solanas cerraron la primera jornada del coloquio al exponer en el módulo denominado "Un ejemplo de estudio ilustrativo y lecciones de otros escenarios, en el que se mencionaron las obras de Mahatma Gandhi en la India, Martin Luther King en Estados Unidos, Nelson Mandela en Sudáfrica y el Tratado de Paz entre Chile y la Argentina gracias a la mediación del entonces papa Juan Pablo II.












LÍDERES RELIGIOSOS DE TODO EL MUNDO EN EL COLOQUIO

Justamente, el titular de La Alameda habló sobre el conflicto entre la Argentina y Chile.

Ya el viernes, el legislador de Bien Común y el senador de Proyecto Sur participaron del módulo llamado "La dimensión institucional. Desarme nuclear: la inmoralidad de poseer armas nucleares. ¿Cómo podemos ayudar a desarrollar el desarme nuclear y las instituciones orientadas al valor que apoyan? Mantener la Paz. ¿Qué debemos defender en términos de Gobierno, sociedad civil y economía global?"


Después, estuvieron Vera y Solanas en la mesa denominada "La dimensión geopolítica. Las controversias internacionales deben resolverse por la razón".

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

HISTORIA

UTC - ALAMEDA

UTC - ALAMEDA

RED NACIONAL ANTI MAFIA

Copyright © FUNDACIÓN ALAMEDA -Fundación Alameda- Powered by Blogger - Diseñado por Prensa Alameda