El legislador de Bien Común, el partido de La Alameda, Gustavo Vera, reunió a los referentes de la CGT, CTA-A y CFT más representativos bajo el lema "El movimiento obrero frente al ajuste".


    VERA, MICHELI, MOYANO Y PALAZZO

El también titular de La Alameda fue el organizador de la charla en la Legislatura porteña que tuvo como oradores al secretario general de la Asociación Bancaria y la Corriente Federal de los Trabajadores, Sergio Palazzo; el secretario general Adjundo de Camioneros y del concejo directivo CGT, Pablo Moyano; y el secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina-Autónomos (CTA-A), Pablo Micheli. 

En la presentación del encuentro, llevado a cabo en el Salón Juan Domingo Perón, Vera señaló que se vive "un momento de gran ebullición e incertidumbre por las medidas que está tomando el Gobierno" y por eso quería "escuchar en boca de los referentes sindicales cuál es el diagnóstico que tienen sobre la situación del país y del movimiento obrero".

"Estamos muy contentos que Pablo Moyano, Pablo Micheli y Sergio Palazzo estén acá, porque honran la lucha del movimiento obrero. Son la brújula, el GPS de una lucha muy importante que se viene y en la que necesitamos la unidad del movimiento obrero", precisó el diputado de Bien Común tanto en la apertura como en el cierre de la charla.

FOTO: Vera, Micheli, Moyano y Palazzo

Asimismo, Vera reveló una conversación con el Papa Francisco. "Al Papa le dije que tenía que recibir a Pablo porque es el primero que llega y el último en irse de la CGT, porque él es el corazón de los paros y no podía no recibirlo".

En la apertura de su intervención Pablo Moyano elogió la donación salarial del legislador Gustavo Vera. "Donó parte de sueldo, llegó al millón de pesos. Seguramente ese dinero va a estar bien administrado por comedores, iglesias y otras entidades a las que vos ayudas. Ojala que muchos diputados, intendentes, gobernadores o el mismo presidente de la Nación siguieran tu ejemplo. No sería una solución, pero ayudaría a muchísimos argentinos que están pasando un mal momento", afirmó el referente de los camioneros.

Además, agregó Moyano que "es sistemático que cada Gobierno que asume ataca al movimiento obrero, tratando de bajar o modificar los convenios", al tiempo que agregó que con esa actitud "no atacan al dirigente gremial sino que lo hacen para perjudicar a los trabajadores".

"El primero fue el doctor Alfonsín con la famosa "ley Mucci" que apuntaba a rebajar los convenios. Luego vinieron los diez tristes años del menemismo, en el que la trajo la reforma laboral, lamentablemente apoyada por muchos sindicatos y dirigentes gremiales. Después llegó la Alianza con la ley Banelco, que todos sabemos como terminó y que apuntaba a modificar los convenios colectivos de trabajo", precisó Moyano.

En ese sentido, añadió: "Después llegó la segunda etapa del kirchnerismo, donde se negaba la realidad, nose atendían los reclamos gremiales, hubo cinco paros pidiendo que se modificara el impuesto a las Ganancias y nunca dieron quórum para tratar de modificar una ley que ataca a millones de argentinos. Y ahora, hace pocos meses, Macri dijo que se deben modificar y modernizar los convenios de trabajo". 

Además, Moyano se refirió al encuentro que mantuvieron en su momento funcionarios del Gobierno y miembros y referentes de la CGT.

"Yo participé del diálogo social con algunos dirigentes de la CGT  y con algunos funcionarios y se habló de cualquier cosa, de fútbol. Porque ellos ignoran y odian a los trabajadores. El presidente Mauricio Macri desprecia a los trabajadores y ama a los empresarios. Eso fue para la foto, nunca se acordó nada. Firmamos el bonito de fin de año de 2 mil pesos porque sabíamos que no iban a cumplir ", reveló el líder de Camioneros. 

FERNANDO ESPINOZA, PRESIDENTE DEL PJ BONAERENSE

Además, Moyano anticipó que el gremio que encabeza fijó "un piso del 30 por ciento para estas paritarias" y criticó a aquellos sindicatos que ya cerraron acuerdos en porcentajes similares a los que pide el Gobierno.

"El objetivo es simple: no al techo salarial, no a los despidos y que se baje la inflación. Sé que hubo dirigentes que arreglaron paritarias por un 20 por ciento en dos cuotas, bueno que le rindan cuentas a sus trabajadores. En nuestra organización hemos fijado como piso un 30 por ciento y vamos a pelear y lo vamos a defender como sabemos los camioneros", advirtió.


También el referente de la CGT hizo un llamado a la unidad, ya que en el "gobierno anterior hubo cinco centrales, todo para dividirnos, nos quieren llevar a Chile donde no tenemos movimiento sindical, casi que no existe, son 10 gremios por empresa". 

Cuando intervino el líder bancario sostuvo que "está la pérdida de puestos de trabajo y del poder adquisitivo del salario como condicionante de lo que ellos denominaron el mercado laboral", pero aclaró que "hay otras aristas en la pérdida de puestos de trabajo que se ve en la Argentina".

"Hoy hay un reconocimiento oficial de casi 200 mil empleos formales que se perdieron en el primer año de gestión de este Gobierno. Esto implica entre dos y tres puestos informales de la economía informal que se pierden. Además, hubo muchos sectores que sufrieron la pérdida de entre un 4 y un 10 por ciento del salario a manos de la inflación en 2016", señaló el líder gremial de los Bancarios.

Asimismo, precisó que "hay otras caras que tiene el ajuste y es importante que el movimiento obrero empiece a a bucear y una de ellas tiene que ver con el avance tecnológico y la robotización que afectan las fuentes de trabajo".

"Uno de esos casos lo hablábamos con el amigo Pablo Moyano y que tiene que ver con el envío de tarjetas de crédito que lo hace el Banco Central por sistema. Eso no solo va a impactar en el empleo, sino que también lo hará en la formación profesional del trabajador. Hay que empezarlo a tener en cuenta", señaló Palazzo durante la charla, que fue presenciada por el presidente del PJ Bonaeense, Fernando Espinoza, y el legislador porteño de la Corriente Nacional de la Militancia, Gabriel Fuks, entre otros.

Además, prosiguió Palazzo: "Nada nuevo están inventando con los proyectos que envió el ministro de Trabajo de la Nación (Jorge Triaca). Son los mismos que en los 90 llevaron a una desocupación récord en Argentina y a una precarización terrible del empleo".

El líder de la Bancaria explicó que "hay que mirar lo que se denomina la fragmentación social, que busca debilitar los movimientos nacionales y populares que puedan confrontar con este modelo político, económico y social bajo estas circunstancias".


"La Argentina tiene un movimiento sindical único en el mundo en materia de defensa de los trabajadores y cuando los dirigentes se ponen al frente de la lucha también tiene que ver con la redistribución en el país", sostuvo Palazzo.

El sindicalista explicó que "todos los proyectos laborales que impulsa el Gobierno o los que circulan alrededor de la flexibilización laboral tienen que ver con recobrar la cultura de los '90 de la individualidad por sobre lo colectivo, fragmentar al movimiento obrero, dividirlo y estigmatizarlo porque pelea y combate las políticas neoliberales del Gobierno".

"La idea de ellos es que los trabajadores busquen en su individualidad la solución de sus problema, cuando la solución de todo pasa por lo colectivo. Por eso es importante que ante el avance del ajuste exista, de parte  del movimiento obrero la responsabilidad suficiente para entender que debe convertirse en el articulador social de las protestas en la Argentina y pensar un modelo de país más allá de lo reivindicativo", precisó.


Por otra parte, el sindicalista afirmó que “no queremos desestabilizar al Gobierno, nosotros lo que buscamos es tener un plan contundente de acción” e insistió en que “la gobernabilidad no la tenemos que garantizar nosotros, la tiene que garantizar el gobierno de turno”.

En tanto, Micheli de la CTA Autónoma sostuvo que deben "pelear para modificar esta triste realidad que se está atravesando" y señaló que "hay que sumar fuerzas para construir una unidad".

Asimismo, consideró que el Gobierno lleva a cabo "una política antisindical y buscan hacerle creer a la gente que todo lo que hacemos en la calle es para desestabilizar al Gobierno".


   GABRIEL FUKS, LEGISLADOR PORTEÑO DE LA CNM

El secretario general de la CTA Autónoma remarcó que "se deben cambiar las ocas de raíz y añadió: "Los trabajadores no queremos ser furgón de cola, sino cabeza de una transformación. Se debe parar con los despidos inmediatamente, que Macri reflote la ley antidespidos que votó el Congreso, que se resuelva un aumento de emergencia para los jubilados, osea que le spague lo que dijo en el programa de Mirtha Legrand, 9 mil y pico".

"También queremos que se resuelva la paritaria nacional docente y que se termine la persecución contra ellos, porque no se puede demonizar a quienes educan educan a nuestros hijos", detalló Micheli.

Por último, pidió "paritaria libre y democrática" y si no se cumple lanzó una advertencia: "Gobierno argentino las tres centrales iremos a Ginebra a la asamblea anual, que se hará en junio, a denunciar al ministro de Trabajo (Jorge Triaca) por persecución gremial, por fomentar la explotación de los trabajadores, por la precariedad laboral y la política anticonvenio colectivo", cerró.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

HISTORIA

UTC - ALAMEDA

UTC - ALAMEDA

RED NACIONAL ANTI MAFIA

Copyright © FUNDACIÓN ALAMEDA -Fundación Alameda- Powered by Blogger - Diseñado por Prensa Alameda