El secretario gremial de la CGT, Pablo Moyano, encabezó hoy jueves  en el Salón Felipe Vallese de la Central Obrera un acto de cooperativas y sindicatos en defensa del trabajo digno y contra el brutal ajuste y la reforma laboral.





  Foto: monseñor Sánchez Sorondo, Pablo Moyano y Gustavo Vera.

Del encuentro también participaron el legislador porteño de Bien Común y titular de la Alameda, Gustavo Vera, el director de la Academia de Ciencias Pontificia, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, la presidenta de la cooperativa Mundo Alameda, Tamara Rosenberg, el titular de la Federación de Cooperativas Textiles (FECOOTEX), Ezequiel Conde, y la secretaria adjunta del gremio del Personal Jerárquico del Gas, Ximena Rattoni.

También estuvieron los titulares de la Federación Gráfica Bonaerense, Héctor Michetti; del Sindicato de Obreros Curtidores, Walter Correa; de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT), Christian Miño. 

Luego de leerse el documento para defender el trabajo digno, con una serie de pedidos para avanzar en la dignidad de los trabajadores, Pablo Moyano fue el encargado de abrir y cerrar el acto.
   
"Tuvimos la posibilidad de estar en el Vaticano con un compañero, Maximiliano Acuña, que tuvo una tragedia al perder las piernas mientras trabajaba como recolector de residuos. El Papa nos llamó a través del compañero Gustavo Vera para que Maxi visitara a Su Santidad. Lo que pasó en el Vaticano queda en el Vaticano", precisó el líder camionero entre risas al abrir el encuentro.

Posteriormente precisó que "este modelo económico perverso de ajuste y despidos no diferencia a los trabajadores, porque cuando hay inflación y ajuste lo sufren todos".

Moyano anticipó que habrá un plenario de trabajadores y que van a "apoyar" lo que se decida en el mismo, al tiempo que agradeció la participación de las cooperativas y de los sindicatos en el acto.

"Este modelo económico, a través del presidente Mauricio Macri, benefició a los grandes grupos. Les sacó las retenciones al campo, a las mineras. Este modelo sigue perjudicando a los trabajadores que hacen horas extras o trabajan un sábado o un domingo por un poco más de plata, porque sí pagan ganancias. No va a haber bono de fin de año para estatales, ni para jubilados ni para quienes tienen asignación universal por hijo", sostuvo.

Además, aclaró que "el Gobierno y algunos medios medios se apresuraron al decir que hubo acuerdo con la reforma laboral, porque no la hubo" y añadió que "lo que sí se logró fue avanzar en sacar los artículos que más complicaban a los trabajadores, como la responsabilidad solidaria, también se quitó también que las indemnizaciones no iban a hacer remuneradas con horas extras y aguinaldos".

"No vamos a permitir la banelco y daremos lucha en la calle", graficó Pablo Moyano.



En tanto, Vera indicó que esta reunión en la CGT es "un punto de inflexión, porque están pasando muchas cosas en el país y en el mundo".

También recordó que "el movimiento cooperativo y el sindical se empezaron a entrelazar entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial, cuando quedaron fábricas sin producir y patrones que se fueron", ya que ahí aparecieron "los trabajadores que querían seguir trabajando".

"Cuando recuperaron y reactivaron sus fuentes de producción, ahí apareció la cooperativa como una herramienta mas dentro del mundo laboral", explicó el diputado porteño.

Vera estimó que cuando empiecen a "hablar de quebranto a causa de los lebacs, el arte y la magia de los cooperativistas va a surgir para contener a otros compañeros, pero esta vez va a estar muy bien canalizado a través de la Secretaría Gremial de la CGT, que permitirá prepararse para afrontar esas condiciones".

"Ojo, que hay que decirle no al gobierno que a veces quiere montarse la palabra cooperativa para montarse al fraude de que eso es economía popular. De acuerdo con la lucha, peleamos dentro de los sindicatos pero siempre poniendo por encima a la dignidad de la persona que es cuando se gana el pan con el sudor de su frente a través del trabajo, como siempre dice el Papa Francisco", agregó el titular de Alameda.

"Me acordé que algo parecido vivimos en 2007 cuando con el entonces jefe de Gobierno de la Ciudad Jorge Telerman y la Defensoría del Pueblo, a cargo de Alicia Pierini, hallamos más de 20 tallares clandestinos y lugares de trabajo en condiciones infrahumanas. Había gente que trabajaba 14 o 16 horas por día, sin horas extras ni aguinaldos y esos talleres eran del hermano de quien hoy es primera dama, Daniel Awada", precisó.
  
Además, "contrabandeaban piezas de China, le cambiaban etiquetas por las de acá y las vendían como industria nacional".



"Todas las denuncias quedaron en la nada porque el juez era un tal Guillermo Montenegro que antes de sobreseer a la firma Cheeky fue nombrado por Macri como ministro en la Ciudad", recordó Vera.

"Posteriormente nos encontramos de vuelta con los talleres de Daniel y Juliana Awada. Ningún periodista le preguntó a los Awada, quizá con preguntas positivas como les gusta a ellos, por qué no tenés una sola fábrica que trabajando que sea legal", remarcó Vera.

El legislador porteño sostuvo que ante el avance del ajuste brutal y la reforma laboral van a necesitar "la máxima unidad en acción y eso hay que darlo dentro de la CGT con la Secretaría Gremial que conduce Pablo Moyano".

"A la patria la van a salvar solamente los trabajadores", agregó.

Por su parte, Sánchez Sorondo se refirió al cambio climático y destacó la presencia del economista estadounidense Jeffrey Sachs y señaló que "es importante que venga a conocer la realidad de la Argentina".

"Todos saben del cambio climático, pero no lo quieren cambiar. Jeffrey Sachs dice que todo el problema de Donald Trump, que es el presidente de los Estados Unidos y se retiró solo por dinero, es porque la campaña electoral se la pagaron los petroleros y el partido republicano está corrompido", indicó.

Además, Sánchez Sorondo señaló que "los políticos en lugar de estar manejando el bien común, son manejados por las multinacionales que manejan el mundo. Nos están suicidando y se están suicidando porque fomentan el trabajo esclavo".

"Nos tienen que ayudar en esto, que la indignación se manifieste públicamente. Todo está relacionado con el cambio climático y las nuevas formas de esclavitud", explicó el director de la Academia Pontificia de Ciencias del Vaticano.



Correa sostuvo que "todos luchan por un trabajo digno y en este Gobierno de gorilas ya cerraron 6.430 pymes a la lo largo y ancho del país, pero no cerró una sola cooperativa conducida por los trabajadores y eso hay que destacarlo".

Michetti, en tanto, aclaró: "Somos respetuosos de los gobiernos democráticos, pero vamos a luchar contra esta Dictadura que está destruyendo el trabajo digno. Tenemos que defender a los trabajadores porque si no hay trabajo, no hay capital, no hay riqueza. Vamos a seguir de pie, vamos a seguir luchando por los trabajadores".

Y Miño afirmó que "el mercado interno está bastante paralizado, las tarifas de los servicios públicos aumentaron 20 o 30 veces, una vergüenza".

"Queremos seguir trabajando, construyendo viviendas, por qué una cooperativa de trabajo no puede hacerlo para el Estado y para el mercado. Fabricar chalecos de la Policía, uniformes, Por qué no s puede ser posible?", planteó.

El siguiente es el documento que firmaron La Alameda, la Federación de Cooperativas Textiles (Fecootex), la Federación Gráfica Bonaerense, el Sindicato de Obreros Curtidores y la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT):




Las cooperativas de trabajo venimos atravesando graves problemas desde la aplicación de las distintas políticas llevadas adelante en estos últimos años por el gobierno de turno: aumento de los servicios, la apertura indiscriminada de las importaciones, la depresión del poder adquisitivo del pueblo y la generación de más de medio millón de nuevos desocupados, son algunos ejemplos.

TARIFAZOS


Los tarifazos han empujado a la quiebra o a la disolución a cientos de las empresas recuperadas o, en el mejor de los casos, a la caída abrupta del ingreso de los trabajadores, ya que fue una transferencia directa al pago de esos aumentos tarifarios que avaló el gobierno de Mauricio Macri en beneficio de las empresas multinacionales. 

A esto se le suma que los costos de producción aumentan y el mercado interno sigue en picada, lo que modifica y minimiza la capacidad de inserción de los productos cooperativos en el salvaje mundo del mercado.
Algunos casos como la Cooperativa de Trabajo Cueroflex, donde el aumento fue de más del 1000%, empujándolos a que resulte casi imposible mantener dichos servicios, y todos sabemos, que pasa cuando a una fábrica se le corta la luz y/o el gas ……… sus días están contados.

IMPORTACIÓN 


La salvaje apertura importadora además de afectar a cientos de PYMES generadoras de empleo, nos pegó de lleno en nuestro trabajo.

El ingreso masivo de productos importados, los cuales son subsidiados en sus países de origen (el calzado de Brasil por ejemplo) y la caída del mercado interno, lleva a una reducción muy importante de la actividad económica industrial del país en general y de  las cooperativas, en particular.

Cientos de licitaciones públicas textiles que se realizaban en las distintas cooperativas del país, generando así un círculo virtuoso de trabajo permanente, posibilidad de planificación y consolidación de un ingreso justo, fueron reemplazadas por productos extranjeros en gran medida o por empresas fantasmas sin empleados que tercerizan en talleres clandestinos.


Mientras tanto a las Cooperativas de Trabajo que están en funcionamiento, se le limitan los recursos. En todos aquellos casos en que el Estado Nacional o Provincial adquiría los productos que elaboraban las cooperativas, dejaron de efectuar las compras –por ejemplo, el Ministerio de Seguridad suspendió la compra de uniformes, chalecos y ropa de trabajo a la Red Textil Cooperativa o la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que comenzó a dilatar el pago a cooperativas proveedoras de alimentos para las escuelas porteñas, no reconociendo los aumentos en los precios-.


La Ciudad Autónoma de Buenos Aires gastó en el año 2015/2016 casi 1.000 millones de pesos en productos textiles. El 75 % de las empresas beneficiadas no llegan a 4 empleados en el mejor de los casos, y la gran mayoría son empresas sin empleados. Mientras que tiene  un Centro Demostrativo de Indumentaria, que es la primer política pública construida junto a las cooperativas y el INTI para ex víctimas de trata o despedidos, y no es tomado en cuenta para la generación de trabajo digno.m

El 80% de la producción textil en la Argentina se realiza por compañeros en talleres precarizados o esclavos, trabajando entre 14 y 16 horas diarias, con un salario menor al salario mínimo vital y móvil.  Pero además sin la cobertura de todos los derechos que tienen los trabajadores registrados. Todo esto bajo la mansa complicidad del Estado.

Las cooperativas que generamos trabajo digno, venimos compitiendo con estos modos esclavos de producción y ahora se nos suma lo denunciado anteriormente: el ingreso indiscriminado de productos extranjeros.
Las cooperativas de construcción, corren con la misma desgracia, ya que se des-cooperativizaron los programas vigentes, transformando a los cooperativistas organizados en individuos que se anotan en listados por ser beneficiarios de planes sociales.
En vez de avanzar contra los manejos punteriles de los planes sociales para la distribución del trabajo, destruyen cooperativas genuinas, las cuales vienen llevando adelante más de 80.000 construcciones. Otro ejemplo son los jardines maternales, antes construidos por las cooperativas y hoy se ofertan en licitaciones internacionales para su construcción.
Los compañeros de 30 cooperativas gráficas cuyos trabajadores son afiliados a la Federación Gráfica Bonaerense están siendo golpeados por el desplome del consumo popular. En el año 2014 la producción nacional de libros llegó a 128 millones de unidades, y en el 2016, por la caída del consumo y la apertura a las importaciones se bajó a 62 millones de libros y sólo el 30% nacional.
Este Gobierno dejó de comprar y distribuir libros.
A esto se suma los impagables  aumentos de tarifas de energía y agua, que no han bajado del 500%, poniendo en riesgo la continuidad de estas cooperativas y cientos de puestos de trabajo auténticos.

El gobierno además a través de sus organismos bloquea a las cooperativas genuinas de trabajadores. Tanto desde la Secretaría de Acción Cooperativa de la Provincia. de Buenos Aires, como desde el  INAES -Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social, se ponen cada vez mas trabas en el otorgamiento de nuestras personerías.

Macri a los empresarios les permite armar una SRL con personería jurídica en un sistema expres sin mucho requisito y a menor costo. A las cooperativas de trabajadores el bloqueo total.

El golpe de gracia de estos gobiernos nacionales, provinciales y en la Ciudad es el veto sistemático de las leyes de expropiación de fábricas recuperadas que dicha expropiación es innecesaria, inviable o invocan la falta de dinero en las arcas del Estado.


Obviamente, el paso siguiente es el desalojo de aquellos trabajadores que continúan ocupando las fábricas, para finalmente rematarlas, continuando con el proceso de desindustrialización del país.


La reforma laboral y previsional que se pretende imponer, implica poner en crisis las jubilaciones y pensiones, a la vez que sepultan indemnizaciones, horas extras y destruyen muchísimos logros en materia de derechos laborales.


La eliminación de la responsabilidad de las grandes empresas respecto de  la tercerización es un claro ejemplo de que la reforma busca precarizar las condiciones de los trabajadores, salvando de su responsabilidad a los empresarios. Hoy ya cientos de empresarios arman sociedades o cooperativas fantasmas para terciarizar y desligarse de cumplir con sus obligaciones patronales, imaginen si les quitan las responsabilidades.


Las problemáticas aumentan y no solo para nuestro sector como venimos demostrando, sino que se extienden a lo largo y ancho de todo el movimiento obrero.   

No hay que dejar de lado que el trasfondo central tiene que ver también con la destrucción del modelo sindical argentino, por eso vemos en los medios oficialistas una fuerte campaña anti sindical y un intento de imponer la cultura de la “meritocracia” como progreso individual.

Los trabajadores debemos reforzar el concepto de que el progreso es colectivo y volver a repetir una y otra vez, que “nadie se realiza en una comunidad que no se realiza”.

Por eso es muy importante dejar de diferenciarnos entre nosotros como registrados, cooperativistas, informales, precarizados, monotributistas, etc, y unirnos todos en defensa del trabajo digno y los derechos laborales, llevando adelante agendas en conjunto en defensa de todos los trabajadores.
Por eso para terminar queremos dejar bien en claro los puntos de acuerdo en los que vamos a trabajar e invitamos a todos a sumar su apoyo.

NUESTRAS PROPUESTAS


-Creación de polos industriales para cooperativas, subsidiados por el estado en materia de servicios y equipos técnicos especializados

-Prioridad en licitaciones públicas
-Freno a todos los desalojos y subsidios en los servicios esenciales para fábricas recuperadas y cooperativas. Que se apruebe el proyecto de Ley 4780-D-2017 de emergencia de nuestro sector
-Reactivación de los planes de construcción
-Defensa del trabajo digno y contra el fraude laboral
-No a la refomas que pretenden destruir nuestros derechos

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

HISTORIA

UTC - ALAMEDA

UTC - ALAMEDA

RED NACIONAL ANTI MAFIA

Copyright © FUNDACIÓN ALAMEDA -Fundación Alameda- Powered by Blogger - Diseñado por Prensa Alameda