Gustavo Vera recibió el viernes el premio al mejor diputado de la Ciudad por segundo años consecutivo, en un galardón que otorga la revista COMUNAS por medio de la votación de los ciudadanos. Además de agradecer a quienes lo votaron sostuvo que en sus cuatro años de gestión se desempeñó para "servir al pueblo".





Gustavo Vera recibe el premio COMUNAS de parte del director de la Revista, Gabriel Russo.

Para lograr ese reconocimiento, Vera reveló que siguió al pie de la letra tres consejos que le dio su amigo el Papa Francisco y de los cuales se sintió "muy orgulloso" de haberlos llevados a la práctica.

"Mi amigo que ahora está en Roma (en referencia al Papa Francisco) me dio tres consejos que creo haber cumplido y estoy muy orgulloso por eso. El primero es que cuando vaya subiendo la escalera salude a todos los que están en el camino porque van a ser los mismos que voy a ver cuando vuelva", precisó.

"El segundo fue que nunca vas a ver un camión de mudanzas detrás de un cortejo fúnebre y el tercer consejo que me dio fue que  cuando uno llega más alto y más responsabilidad te da la sociedad mas humilde y mas bajo tenés que estar, es decir servir al pueblo", añadió.

El premio se entregó en el Congreso Nacional a los ganadores en los diferentes rubros. La labor parlamentaria de Vera fue reconocida por los más de 5.000 votantes, quienes sufragaron por medio de un link en el portal de Revista Comunas, y finalmente se impuso con 423 votos contra los 420 que cosechó Javier Gentilini (Frente Renovador) y los 399 de Juan Nosiglia (Suma+).

"Quiero agradecer a Gabriel (Russo, director de la revista) por este premio y a los vecinos que reconocen nuestra gestión. Nuestra labor no se limita a la Legislatura porteña. Ayudamos a algunas intendencias a armar mesas interinstitucionales contra el narcotráfico en Olavarría, Junín, Marcos Paz, Merlo, Esteban Echeverría, Cañuelas, Almirante Brown, con intendentes, con concejales, con obispos con pastores con fiscales con organizaciones civiles", sostuvo Vera apenas recibió el galardón.

Además, recordó que en su condición de presidente de la Comisión Especial de Trata en la Legislatura, organizaron "un coloquio en el Vaticano por el tema del tráfico de órganos, del que participaron 80 países con representación argentina".

"Hicimos un congreso internacional de juezas y fiscales para instalar en el mundo, y particularmente en la Argentina, para que los delitos de trata y de crimen organizado sean considerados como crímenes contra la humanidad", indicó.

Vera sostuvo que en la Ciudad quedó "entre los cinco primeros legisladores que más proyectos de ley, de declaración y de informes" presentaron.




En ese sentido, el diputado de la Ciudad recordó que durante su mandato cumplió con su promesa de campaña que fue devolver el 60 por ciento de su salario para quedarse con el equivalente al sueldo de un director de escuela o de hospital.

Vera habló inmediatamente después de un diputado de Cambiemos que afirmó que hay escuelas del siglo XIX, docentes del siglo XX y que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal y ellos aspiran a llevar la escuela al siglo XXI.

En ese sentido, el legislador de Bien Común aprovechó ese discurso y precisó: "Como soy docente del siglo XX entiendo que los legisladores tienen que ganar lo mismo que un director de escuela y eso fue lo que propuse y llevé al recinto. Perdí 47 a 4 , pero no me quedé en la palabra y fui a la práctica: devolví el 60 por ciento del salario todos los meses, dejando 1.500.000 pesos al pueblo, entre esuelas, orquestas infantiles, clubes, asociaciones civiles y culturales y otras".

Además, reveló: "Entré con una moto 125cc y como soy un docente cabeza de tacho del siglo XX me voy con una moto 125cc. Para serivir a la patria uno tiene que viajar liviano, estar limpio, estar junto al movimiento obrero".

"Y estoy orgulloso de estar con los compañeros del movimiento obrero. Con los compañeros de la CGT venimos realizando la campaña nacional contra el trabajo esclavo. Además, participamos en diversos actos, en la vinculación con trabajadores informales, la defensa de las fábricas recuperadas", contó.

Vera también recordó que durante este 2017 tuvo junto a sus colaboradores de Bien Común y La Alameda "una labor destacada en frenar negocios multimillonarios que violaban toda constitucionalidad, como la ley de parquímetros, como las torres que pretendían instalar en Coghlan, un negocio de 30 millones de dólares que se cayó, como el amparo de los vecinos de La Boca tras el incendio de un convetillo".

"Me voy a la escuela el 11 de diciembre a calzarme el guardapolvo blanco con un millón y medio de pesos donados. Estamos orgullos de haber practicado la máxima unidad de acción para empoderar al campo nacional y al campo popular. Me vuelvo con la misma moto con la que llegué. sirviendo al pueblo, porque para nosotros no es una cuestión de rentabilidad", cerró.

UN 2017 CARGADO DE ACTIVIDAD EN LA CALLE

El diputado porteño de Bien Común se mantuvo muy activo con su tarea  parlamentaria y continuó con los pedidos de informes al gobierno de la Ciudad y con  la elaboración de proyectos, además de una gran tarea en la calle codo a codo con los vecinos.


En ese sentido, mantuvo durante este año, el último de su gestión, una de las promesas de su campaña, que fue donar gran parte de su sueldo como legislador y solo se quedó con 30 mil pesos que es el equivalente al salario de un director de escuelas o de un hospital.

Durante su gestión, Vera devolvió al pueblo casi 1.500.000 pesos de su sueldo a diferentes organizaciones sociales, culturales, deportivas, políticas y periodísticas.


Asimismo, presentó un amparos judiciales y logró que la Justicia disponga la suspensión definitiva de un megaemprendimiento inmobiliario en el Palacio Roccatagliata del barrio porteño de Coghlan.

También presentó el mismo documento judicial para frenar la ley sancionada de Estacionamiento medido, más conocidos como parquímetros, porque se aprobó en forma inconstitucional (era de doble lectura y debía aprobarse con 40 votos y no con 33 como se hizo). Además, las playas de acarreo se iban a construir en lugares establecidos como Zona Parque según el Código de Planeamiento Urbano (CPU), cuando en realidad se tendría que haber votado y elegido por comunas el cambio de la rezonificación para que sea legal el proyecto.


Vera también presentó un recurso de amparo para frenar, como finalmente se hizo, la Zona Calma obra de 14 millones de pesos que planteó el Gobierno porteño en el barrio de Villa Real sin estudios de impacto ambiental ni consulta popular. Zona Calma es poner canteros en las calles para que se reduzca a 30 kilómetros por hora la velocidad de los autos, cuando en el lugar no se registró jamás casos masivos de exceso de velocidad.


Además, acompañó con presentaciones judiciales y asistencia a los habitantes del conventillo incendiado en la calle Pedro de Mendoza 1470 en La Boca.  

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

HISTORIA

UTC - ALAMEDA

UTC - ALAMEDA

RED NACIONAL ANTI MAFIA

Copyright © FUNDACIÓN ALAMEDA -Fundación Alameda- Powered by Blogger - Diseñado por Prensa Alameda